Los Disgustos Recientes

A lo largo de su historia, Punta Arena ha tenido la suerte de no ser víctima de grandes desastres. Cada invierno trae fuertes tormenas, pero el desembarcadero natural, los bancos de arena, y los acantilados colaboran de forma destacada a la hora de mitigar la fuerza del viento y las olas, dejando al pueblo relativamente indemne.
Los ancianos del lugar cuentan historias de unas pocas tormentas realmente fuertes, pero a parte de los inicios algo inestables del pueblo con los varisianos, sólo dos sucesos se pueden calificar como desastres: el Troceador y el incendio de Punta Arena. Estos dos sucesos al haber ocurrido en un lapso de tiempo tan corto y próximo suelen ser referidos en conjunto como Los Disgusos Recientes. Los nativos de Punta Arena son reticentes a hablar de cualquiera de estos dos sucesos, prefiriendo mirar hacia adelante, hacia tiempos mejores

Los Disgustos Recientes

Rise of the Runelords - Elanus J_O